+34 653 407 437

Consultas whatsapp

Alicante/Murcia

Spain

Título

Autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et dolore feugait.

Archivo de etiquetas

Felicidad y bienestar: cuestión de equilibrio.

No soy persona de extremos. No me gusta lo mucho ni lo poco, prefiero lo intermedio. Ni todo ni nada, pero sí un poco de todo, y un nada de todo. Como el yin yang. Esa dualidad de extremos que se encuentran en todas las cosas y se complementan entre sí. Así concivo la vida. Así consigo sentirme bien. Y ser más feliz.

En lo equilibrado encuentro resultados, paz y movimiento. Ir de un extremo a suele causarme descontro, o me para en seco. Prefiero fluir en esa línea en la que las fuerzas se complementan y equilibran, y todo discurre de forma más natural. Sin prisa, pero sin pausa.

Uno de los ejemplos que puedo ponerte es el relacionado con esta moda que tanto nos meten por los ojos, la healthy life o vida sana. Una obsesión por la actividad física y las dietas que en su extremo, puede ser tan perjudicial como el no hacer nada. Ni ultramaratones, ni interminables jornadas de sofá y televisión. Ni dieta estricta a base de lechuga, aire y agua, ni un continuo devenir entre restaurantes de comida rápida. Mejor actividad física suave o moderada de forma habitual y una dieta equilibrada, con sus consecuentes caprichos ¡claro que sí! Lo que te digo, cuestión de equilibrio.

Para tu bienestar, tu paz interior, tu estado de ánimo, más de lo mismo: Tiempo para los demás, para compartir, para conversar, para divertirte y desconectar. Y tiempo para tí, para escucharte, para conocerte, para cuidarte, para conectar.

Con el trabajo, ni que decir tiene… no se es más productivo estando mil horas frente al ordenador o en tu puesto de trabajo. Pero tampoco es solución acogerse a la ley del mínimo esfuerzo. Los éxitos requieren trabajo, por supuesto, sin embargo no es necesario que sea desmedido. Es más bien, cuestión de constancia.

Y es que nuestro refranero tiene mucha razón: “Arrancada de caballo, parada de burro”. Si lo piensas, es probablemente el día a día de muchos de nosotros. Querer todo ¡ya!. Y no conseguir nada, ni ahora, ni luego. Por eso, esa búsqueda de continuidad, de compensar fuerzas, trabajo e ilusión, y organizarlas de forma que puedan mantenerse en el tiempo de la forma más prolongada y posible, nos acerca a lo que queremos de un modo más sencillo.

Así que ya sabes. Equilíbrate, planifica, y déjate fluir en el camino. Lo que comienza con idas y venidas de un extremo a otro (error/acierto, penas/alegrías, movimiento/estancamiento) acaba confluyendo en un trayecto mágico llamado vida, convirtíendote en una persona más sabia, más experimentada, y más feliz.

Y si quieres ser de l@s de matrícula de honor, haz caso a lo que dijo Gandhi, “la felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice, y lo que uno hace, están en armonía.”

Ahí lo dejo…

 

5 momentos al día para ser más FELIZ y VIVIR MEJOR

Publicado en mi antiguo blog y facebook. 3 de febrero de 2011

Tan sólo 5 momentos al día para sentirte mejor. Poco más de 10 minutos repartidos en 24 horas para ser más feliz. Este es mi truco: 5 ocasiones en la que hacer el bien por ti y por los que te rodean. Sin complicaciones, sin efectos secundarios, sin grandes esfuerzos ni físicos ni económicos.

Te propongo simplemente eso, 5 formas de hacer todo más fácil, sin ninguna necesidad más que tú, y las ganas de sentirte bien.

Ahí van mis cinco momentos:

EL MOMENTO CANCIÓN.

Porque cada momento tiene una canción, y porque cada canción nació de un momento especial. Aprovecha un poco de tu tiempo al día para dejarte llevar. Simplemente, siente la música. Canta, salta, descansa, relájate, baila, ríe, siente…

¿Qué banda sonora pondrías a tus momentos más felices?

EL MOMENTO ESPEJO.

No hablo del momento de “mirarse” en el espejo.  Es la ocasión de BUSCARTE.  Adéntrate un poco más en ti, hasta donde habitualmente prefieres no llegar. Nada mejor que mirarnos fijamente a los ojos a nosotros mismos para preguntarnos “¿qué voy a hacer hoy para sentirme mejor?”.

 EL MOMENTO AMOR.

El momento de compartir un beso, una caricia o un abrazo. Es ese instante en el que dices “te quiero”, o “TE QUIERO”, o “Te quieroooooooooo”. Porque hay mil formas de decir te quiero,  y todas son igual de extraordinarias. Porque el amor es tan grande que no se limita a la pareja, ni a la amistad, sino que te sentirás genial si consigues que esté en todas y cada una de las cosas que haces.

La hora de demostrar el sentimiento más grande que existe, ¿no se merece estar en tu vida como mínimo, una vez al día?

EL MOMENTO AYUDA.

Porque no hay mejor forma de ser feliz, que haciendo felices a los demás. Ayuda, acompaña, comparte y brinda a los demás todo lo bueno que hay en ti, porque la reciprocidad existe y pronto ese bien te será devuelto. Yo soy de los que piensa que estoy aquí para cambiar el mundo, para hacer un mundo mejor, eso me hace sentirme útil; ¿me ayudas?

 ¡Y EL MOMENTO SONRISA! 

Porque no encontrarás otra forma mejor de demostrar calma, paz, alegría, comprensión,  y complicidad. Porque cuando no hay palabras, una sonrisa lo es TODO. Y porque además de ser contagiosa sienta bien a cualquier hora del día, al despertar, antes de dormir, o cuando menos te la esperas.

¿Has sonreído ya hoy?

 RECUERDA: Los cinco… ¡cada día!

© Todos los derechos reservados. Reservados para mi, para ti, y para quien los desee. Reservados los derechos de SER FELIZ, DISFRUTAR DE LA VIDA, Y COMPARTIR AMBOS DOS CON LA GENTE QUE QUIERES.

Vivir es navegar en alta mar. (Rescatado de mi antiguo blog)

Cuando tenemos claro nuestro rumbo los vientos suelen sernos favorables, las corrientes se ponen de nuestra parte y no hay nada ni nadie que nos aparte de nuestro FOCO.
Sin embargo a veces, sin avisar y de pronto, nos sorprende una tormenta, un viento cruzado que nos descentra y desenfoca, haciéndonos perder la dirección.
Nos dan de bruces con realidades que antes apenas imaginábamos y creemos que nunca llegaremos a tierra firme. Es entonces, al llegar el temporal, o cuando los vientos no son capaces de empujar nuestras velas, cuando necesitamos parar un segundo: RE-DIBUJAR nuestro mapa, diseñar en nuestro cuaderno de bitácora nuevas estrategias, RE-INVENTARNOS y retomar el rumbo que siempre hemos deseado.
Muchas veces no somos capaces de divisar tierra firme, la bocana del puerto o los destellos del faro, porque simplemente, estamos mirando hacia otro lado. Pero cuando decides de forma clara a dónde quieres llegar, cuando diseñas tu PLAN de viaje y pones todo tu empeño en llegar a buen puerto, entonces las condiciones se vuelven de tu parte. Así que no desistas nunca.
Disfruta de este trayecto que es la VIDA. Pon todo tu empeño en el timón y dirígete con PASIÓN hacia tus deseos que te esperan en tierra firme. Después, no te conformes, nunca te conformes. TRAZA UN NUEVO PLAN y emprende un nuevo viaje hacia un lugar mejor.
Así, SIEMPRE.
http://contrajeyzapatillas.tumblr.com/