abril 22, 2021 Por admin

A ti, gimnasta. Estás preparada.

Antes de leer el post, que sepas que antes, durante, o después, puedes escucharlo aquí:

Hola.

Si estás escuchando este audio (o leyendo este post), es porque se acerca un momento importante para ti. Un momento que hace tiempo que deseas, y que a la vez te envuelve en dudas y nervios.

Créeme, no merece la pena preocuparse. Sabemos, y sabes, que estás preparada.

Llevas mucho tiempo trabajando, esforzándote, imaginando y visualizando cómo será ese instante. Y ahora, ahora que está ahí, frente a ti, tan cerca, no es momento de temerle.

Es momento de tenerle más y más ganas, y de aprovecharlo. Porque pasará. Y pasará tan rápido que apenas te darás cuenta.

Por eso mismo me gustaría invitarte a que esta vez, lo afrontes de un modo distinto. Te invito a convertir ese momento, en una fiesta. En una celebración de todo el trabajo que llevas a tus espaldas. Que cada minuto de esfuerzo, de ilusión, de pasión puesta en él se transformen en música, movimiento y emoción.

Algo que has deseado tanto no tiene por qué ser motivo de miedos, de temores ni dudas, sino de todo lo contrario. Ha de serlo de ganas, de seguridad, de confianza y motivación.

Imagina por un momento ese instante, como el broche final a tu trabajo. Conviértelo en la demostración de aquello para lo que tanto te has preparado. Y disfrútalo como nunca.

Es un momento para el disfrute, para la emoción, para ti.

Es un momento para sentirte realmente feliz, haciendo y compartiendo eso que tanto amas.

Y recuerda además, que no estás sola. Busca en tu interior y toma consciencia de cuántos sentimientos, cuánta energía y cuánta fuerza se esconden bajo tu piel. Todo ese poder que tu misma te has forjado y que se engrandece con quienes han trabajado a tu lado. Con quienes siempre te apoyan, con quienes tanto te quieren. Quizá no puedas verles, pero siénteles; porque sabes que están ahí.

Y ahora… Haz que ocurra. Haz tu magia.

PD. Si te ha gustado, puedes descargar y guardar el audio en la sección de descargas.