Vivir es navegar en alta mar. (Rescatado de mi antiguo blog)

Cuando tenemos claro nuestro rumbo los vientos suelen sernos favorables, las corrientes se ponen de nuestra parte y no hay nada ni nadie que nos aparte de nuestro FOCO.
Sin embargo a veces, sin avisar y de pronto, nos sorprende una tormenta, un viento cruzado que nos descentra y desenfoca, haciéndonos perder la dirección.
Nos dan de bruces con realidades que antes apenas imaginábamos y creemos que nunca llegaremos a tierra firme. Es entonces, al llegar el temporal, o cuando los vientos no son capaces de empujar nuestras velas, cuando necesitamos parar un segundo: RE-DIBUJAR nuestro mapa, diseñar en nuestro cuaderno de bitácora nuevas estrategias, RE-INVENTARNOS y retomar el rumbo que siempre hemos deseado.
Muchas veces no somos capaces de divisar tierra firme, la bocana del puerto o los destellos del faro, porque simplemente, estamos mirando hacia otro lado. Pero cuando decides de forma clara a dónde quieres llegar, cuando diseñas tu PLAN de viaje y pones todo tu empeño en llegar a buen puerto, entonces las condiciones se vuelven de tu parte. Así que no desistas nunca.
Disfruta de este trayecto que es la VIDA. Pon todo tu empeño en el timón y dirígete con PASIÓN hacia tus deseos que te esperan en tierra firme. Después, no te conformes, nunca te conformes. TRAZA UN NUEVO PLAN y emprende un nuevo viaje hacia un lugar mejor.
Así, SIEMPRE.
http://contrajeyzapatillas.tumblr.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *