Merry Christ-MÁS

No importa si estás aquí porque has venido de forma consciente o simplemente por causalidad; lo importante es que, de pronto, este mensaje también es para ti.

Estos días, además de para comer, beber, reencontrarse, gastar y divertirse, suelen servirnos para hacer balance de lo vivido durante todo el año y además, plantearnos nuestros propósitos para este 2015 que está a punto de comenzar.

Ojalá tu balance de 2014 sea tan positivo como el mío. Sinceramente no puedo pedirle más a estos 365 días que me han hecho sentir cada vez más especial, más querido y que además me han traído el maravilloso regalo de hacer crecer mi familia y seguir disfrutando de la compañía de las personas que más quiero. Este 2014 también ha venido, como no, con tropiezos, con desilusiones, problemillas, y despedidas con esos hasta siempre que se nos clavan en el corazón. Sin embargo, y cada día más, he aprovechado para hacer de cada uno de ellos un nuevo aprendizaje, un nuevo reto a superar y una experiencia a sumar en mi haber de vivencias personales, sentimentales y emocionales. Cuando vuelvan a ocurrir esas, u otras cosas, estaré más preparado.

Y si tu año ha sido así, y ahora estás aquí, párate por un momento a pensar que ya lo has superado, que hoy eres más fuerte y mejor, que por fin una nueva etapa puede dar comienzo, y que además, si quieres, puedes contar todos los que te rodeamos, para seguir adelante.

A este 2015 que llega voy a pedirle MÁS, más de lo que he tenido, y más de lo que quiero conseguir. Más de vosotr@s, más momentos, más recuerdos y más retos por cumplir.

Y como no me conformo con ser tan genérico con ese MÁS, he preparado una pequeña gran lista de propósitos para el año que ya asoma en el calendario; una lista que además espero que hagas tuya, y podamos compartir. Ahí va:

Querido dos mil quince, aquí va todo lo que te pido, y todo lo que se que juntos vamos a conseguir:

  • MÁS tiempo con l@s mí@s.
  • MÁS ver crecer a Candela.
  • MÁS compartir vida con Julia.
  • MÁS papá, mamá, Mara, abuel@s y demás.
  • MÁS con vostr@s: AMIG@S.
  • MÁS libros, más historias y aprendizajes.
  • MÁS música, más canciones que suenen a momentos.
  • y MÁS momentos a los que ponerles una canción.
  • MÁS viajes, MÁS excursiones, MÁS conocer culturas, MÁS abrir los ojos y el corazón para aprender que las mayores fronteras son aquellas que nosotros mismos levantamos.
  • MÁS selfies sonriendo. Y a poder ser, uno contigo. (A ver si durante todo el 2015 me hago uno con cada un@ de los que leáis esto. Recuérdamelo cuando nos veamos ¿eh?)
  • MÁS dar.
  • MÁS comprender.
  • MÁS escuchar.
  • MÁS escuchar-me.
  • MÁS abrazar.
  • MÁS abrazar-me. Quererme. Perdonarme.
  • MÁS besos.
  • MÁS caricias.
  • MÁS creer en mí.
  • MÁS creer en ti en vosotr@s, en nosotr@s y en ell@s.
  • MÁS desconectar cuando verdaderamente lo necesito.
  • MÁS jugar.
  • MÁS deporte.
  • MÁS conocer, descubrir, experimentar… ¡MÁS aprender!
  • MÁS cafés en cualquier bar.
  • MÁS conversaciones alrededor de una mesa.
  • MÁS comidas, más cenas, más desayunos y meriendas. (Eso también incluye MÁS cuidarme y comer mejor.)
  • MÁS locuras.
  • MÁS planes improvisados.
  • MÁS historias por crear. MÁS historias que contar.
  • MÁS movimiento, MÁS acción, ¡MÁS vida!
  • MÁS de lo que tu necesites, de lo que me desees (si es bueno, claro, jejeje), y MÁS de todo lo que se me haya olvidado.

Y sobre todo, MÁS seguir sabiendo que estáis ahí, y que a mi, me tenéis aquí.

GRACIAS Y AHORA SÍ:

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *